Reformar cocina

25 Dic Reformar la cocina

Cuando se trata de reformar una cocina podemos optar simplemente en darle un “lavado de cara” o, ya que nos ponemos, realizar una obra que nos permita ganar en espacio y convertirla en un lugar más funcional.

Darle un aire a cualquier estancia de una vivienda es sencillo: cambio en el color de las paredes, recolocación del mobiliario, nuevos accesorios, etc., pero cuando se trata de la cocina debemos fijarnos que podemos estar limitados por cuestiones más estructurales como la disposición de las tuberías, de elementos como los conductos de gas, etc. Si queremos llevar a cabo una reforma integral de la cocina os damos solamente un consejo: contratad a verdaderos profesionales de las reformas para que os aseguren un diseño acorde con vuestras necesidades y atendiendo a la idiosincrasia del espacio.
Dicho esto vamos a mostraros cómo se puede ganar espacio y diseñar una cocina dependiendo del espacio.

Cocina abierta

Uno de los conceptos más demandados por nuestros clientes ha sido el de integrar en un mismo espacio la cocina y el salón. En la mayoría de los casos se ha tratado de familias en donde los progenitores querían tener un campo visual más amplio que les permitiera atender a sus hijos mientras realizaban las tareas propias de la cocina.
La ventaja de integrar salón y cocina es que se genera una sensación de mayor amplitud. La distribución de los muebles y los electrodomésticos estarán en función del nuevo espacio. Es propio que se introduzca una isla en el diseño que servirá a la vez de zona de trabajo y de lugar para desayunar o comer, además de limitar la separación de los dos ambientes.

Cocinas alargadas

En el caso de tener una cocina alargada y estrecha se recomienda utilizar solamente una pared para disponer en ella de todos los elementos de una cocina: electrodomésticos, encimera, muebles, etc.
Si la cocina es alargada y algo más ancha, se pueden utilizar ambas paredes para ubicar todo lo necesario.

Recomendamos, en ambos casos, que los muebles altos ocupen todo el espacio hasta el techo para ganar así en almacenaje y evitar espacios carentes de funcionalidad y que se carguen de suciedad.

Cocinas amplias

Si tenemos la fortuna de tener una cocina grande, cuadrada o rectangular, lo mejor es optar por distribuciones en forma de L o U, en donde ganaremos espacio y podremos incluir una isla, que como hemos dicho anteriormente, será un espacio multifuncional.

 

Además de atender a las características del espacio para construir debéis intentar que el diseño y la colocación de los muebles, encimera, etc. se adecúen a las necesidades de quienes la vayan a utilizar, evitando siempre la colocación de suelos que puedan resbalar o dificultar el acceso a aquellos miembros de la familia con movilidad reducida.
Existen estándares para colocar los muebles de la cocina como por ejemplo que los armarios altos no sobrepasen el 140 cm de altura respecto del suelo o que las encimeras estén a una altura de 85-90 cm.

Como decimos esto son sólo las medidas que han demostrado ser más cómodas a nivel general, en el caso de que se necesiten otras, cualquier equipo de reformas de cocinas os podrán asesorar sobre la mejor manera de establecer todos los elementos necesarios para cubrir vuestras necesidades particulares.

En FJ Restauración y Decoración Creativa llevamos años trabajando, asesorando y diseñando cocinas de todo tipo. Si quieres reformar tu cocina no dudes en contactar con nuestro equipo de reformas te escucharemos desde el primer momento y realizaremos para ti un presupuesto sin compromiso.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies