Baños adaptados

21 Feb Baños adaptados

Trabajar en el sector de las reformas es satisfactorio cuando comprobamos que nuestro trabajo repercute en el bienestar de los demás, es lo que ocurre cuando hemos realizado algún proyecto que conllevaba la adecuación de los espacios y de los elementos que lo componían para permitir el acceso y la autonomía de personas que por la edad u otras cuestiones no podían valerse por sí mismas.

En FJ Restauración y Decoración Creativa os vamos a dar algunos consejos sobre lo que debe tenerse en cuenta a la hora de adaptar un baño a personas con movilidad reducida.

Adaptar un baño a personas con problemas de movilidad

Ninguno de nosotros está libre de sufrir en algún momento de su vida una minusvalía que le permita moverse con total libertad.

Reformar o construir un baño adaptado es siempre una buena idea puesto que si bien en la actualidad podemos hacer uso de nuestras capacidades es posible que suframos un accidente o una enfermedad que nos impida hacerlo más adelante. A continuación os marcamos algunos puntos que podéis tener en cuenta a la hora de proyectar una reforma del baño.

Puertas. La puerta de un cuarto de baño adaptado debería ser siempre corredera, ¿Por qué?, porque en caso de que alguien se caiga dentro de él no interrumpirá con su cuerpo la apertura de la misma. Si no se puede colocar corredera es mejor que abra entonces hacia afuera.

Suelo. El suelo del baño suele estar mojado en muchas ocasiones por lo que es imprescindible que sea de un material antideslizante que impida caídas. Colocar un suelo correcto es algo que siempre se debería tener en cuenta tanto si hay personas con movilidad reducida en el hogar o no.

Ducha. La bañera debe sustituirse por un pie de ducha que facilite la entrada, salida y movilidad de las personas que lo vayan a utilizar. Si no hay plato de ducha se debe crear un desnivel de 1.5 cm y una pendiente del 2% hacia el desagüe para ayudar a que el agua no quede estancada en el suelo.
En el espacio de la ducha es conveniente incorporar un asiento fijo y abatible para facilitar los momentos del aseo y barras de apoyo a 85 cm en sentido horizontal y hasta 140 cm en vertical.

Lavabo. El lavabo no debe tener mobiliario inferior que dificulte la aproximación de la silla de ruedas y la altura más conveniente, generalmente es de unos 80 cm

Accesorios. La grifería es importante que sea de uso fácil, bien grifos de palanca o de presión o algún otro modelo que no necesite que la muñeca deba girar. Los espejos pueden instalarse a una altura de 100 cm desde el suelo y mejor si están con una inclinación (respecto de la vertical) de 10 grados. El resto de los accesorios propios de un baño como toalleros o jaboneras, etc no deben instalarse por encima de los 120 cm respecto del suelo.

WC. El inodoro debe colocarse a 50 cm de altura y junto a él deben incluirse barras de apoyo que faciliten el agarre.

Como podéis comprobar se tratan de pequeños detalles que consiguen que el cuarto de baño se convierta en más funcional y, lo que es más importante, accesible a todos los miembros del hogar.

En FJ Restauración y Decoración Creativa podemos ayudaros con la reforma de vuestro baño y adaptarlo a las necesidades específicas que tengáis porque nuestro trabajo tiene como objetivo construir para vivir mejor.

Summary


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies